Siseguridad : Masaaki Hatsumi es un gran maestro, se ha convertido en el último gran ninja sobre la Tierra

Masaaki Hatsumi - Takagiyoshin Ryu injutsu Sensei Mark Roemke And Ninja Training TV Train With the Ninja Grandmaster of Bujinkan Ninjutsu Masaaki Hatsumi Sensei at the Honbu Dojo in Japan

Masaaki Hatsumi, el culto al último maestro ninja.

Masaaki Hatsumi es un artista marcial y escritor japonés. Desde pequeño su padre lo instó a la práctica de las artes marciales practicando judo, karate estilo Shito Ryu, Daito Ryu Aikijujut

Fecha de nacimiento: 2 de diciembre de 1931 (edad 83), Noda, Prefectura de Chiba, Japón Universidad de Meiji .  Ninjutsu.Libros.Bujinkan

 

El experto japonés tuvo la suerte de conocer a Toshistsugu Takamatsu, único heredero del real arte del Ninjutsu, quien se convirtió en su maestro. Al morir, "el tigre de Mongolia" dejó en Hatsumi todo su conocimiento.
"El camino del ninja es el camino de soportar, sobrevivir y prevenir todo lo que pueda destruirnos (...) el Ninjutsu es el camino para alcanzar lo que nosotros necesitamos mientras hacemos del mundo un sitio mejor".

Ésas fueron sólo algunas de las palabras que Masaaki Hatsumi escuchó de su maestro Toshistsugu Takamatsu, durante los años '50 y '60, cuando recibió entrenamiento personal del último descendiente de los grandes maestros del arte ninja en Japón.

Fueron esas palabras y ese entrenamiento el que hoy tiene a Hatsumi convertido en un gran maestro, en el último gran ninja sobre la Tierra, una verdadera leyenda viva en el mundo de las artes marciales. No por nada llegan hoy a su escuela más de 100 mil seguidores de todas partes para aprender de sus conocimientos.

Pero el ser ninja dista mucho de aquel arte que maneja el inconsciente colectivo. El arte del Ninjutsu tiene mucho más que ver con el deporte, que con las imágenes hollywoodenses que nos dejaron películas como "Un ninja americano", "Las tortugas ninja" o "Batman Inicia".

Los principios del arte que hoy Hatsumi enseña al mundo tienen relación con el cultivo de una mente y cuerpo sanos y el uso de la técnica en servicio de la paz. Eso explica, también, que hoy el gran maestro no luzca como un fornido atleta enmascarado y con un cintillo rojo en la cabeza.

Por ejemplo, dentro de sus definiciones destacan claves como "el arte ninja trata no sólo de la protección del cuerpo físico sino también de la mente y espíritu".

Sin embargo, reconoce también como esencia que "la habilidad del ninja es el arte de ganar. Al comienzo del estudio de cualquier arte combativo, la apropiada motivación es crucial. Sin el correcto estado de ánimo la continua exposición a tácticas de lucha puede conducir a la ruina en lugar del auto-desarrollo".

La historia de 初見良昭 (Masaaki Hatsumi) Hatsumi nació hace 74 años, un día 02 de diciembre en la japonesa ciudad de Noda, al norte de Tokio.

Desde pequeño fue deportista, incluso llegando a ser capitán del equipo de fútbol de su colegio. Pero también aprendió otras artes, como los llamados "bailes sociales", lo que a su juicio le han ayudado en los desplazamientos y movimientos de pies de las artes marciales. Luego vino el boxeo, el Judo y también algo de Teatro.

Ya como estudiante en el Colegio Médico, se convirtió en 4º Dan de Judo y comenzó a traspasar sus conocimientos a los soldados norteamericanos de la Base Militar de Yokota.

Sin embargo, ávido por aprender aún más de las esencias del arte marcial, emprendió la búsqueda de un profesor. Fue a los 26 años cuando tuvo la oportunidad de conocer, por medio de su profesor de Kobudo, al maestro Takamatsu Toshitsugu, llamado "el tigre de Mongolia".

Pese a que ya había dejado de enseñar, el maestro lo aceptó como su único alumno, quizás conciente de que tras su muerte no habría alguien con su conocimiento del arte ninja.

Durante 15 años y cada fin de semana Hatsumi viajó a lo largo de la isla Honshu para aprender el arte que su Sensei había heredado de una larga estirpe de ninjas provenientes del clan Togakure y la familia Toda.

Fue en esos años que Hatsumi fue tomando el lugar, sin dejar nunca de aprender otras artes marciales como el Karate, el Aikido, el Kobudo y el Judo.

El crecimiento experimentado por Hatsumi fue considerado suficiente por Takamatsu, quien en 1972 murió a los 83 años en Nara, ya conciente de que heredaba en su pupilo todo el arte del las nueve escuelas que actualmente conforman la Bujinkan Dojo, la escuela que hoy dirige Hatsumi.

Según ha escrito el actual maestro ninja, "en las artes marciales existen tres aspectos esenciales: primero, la visión y el conocimiento de uno mismo. Segundo, la espada de la decisión a través de la eliminación de fallos, debilidades y de lo innecesario, y por último la sinceridad, el sentimiento, la devoción, lo interno y la comprensión del corazón".

"Yoshikai", "Tetzusan" y "Hisamune"

La fama de Hatsumi no tardó en llegar. Tras la muerte de su maestro, Hatsumi fundó la Bujinkan Dojo, una asociación internacional de Budo (camino del guerrero), con base en Noda, Japón que imparte la esencia de las 9 Ryu ha (escuelas) de artes marciales japonesas, de las cuales algunas poseen mas de 900 años de antigüedad.

Tres de estas escuelas se basan en el Ninjutsu, el arte Ninja, y el resto son de Bujutsu o artes de guerra.

Impartiendo estas enseñanzas, Hatsumi, cuyos nombres de guerrero fueron "Yoshikai", "Tetzusan" y "Hisamune", viajó a Estados Unidos y Europa para comenzar a impartir su arte por occidente.

Las charlas que dictó lo convirtieron en un personaje mundial. En 1992, al recibir su título como Ph.D. en la Universidad de Ciencias de EE.UU., fue saludado por diversos Mandatarios y recibió regalos de muchos líderes, entre ellos el rey Juan Carlos de España.

Incluso desde el Pentágono le enviaron cartas de agradecimiento por sus seminarios y por la contribución de su arte al mundo.