Convenio entre el Gobierno de la República de Honduras y la Secretaría General para el establecimiento de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras #MACCIH

Consultoria de Seguridad y Autoprotección Integral

Palabras del Secretario General de la OEA, Luis Almagro durante la firma del Convenio entre el Gobierno de la República de Honduras y la Secretaría General para el establecimiento de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH)

  19 de enero de 2016 La corrupción y lo que es peor aún la impunidad ante ella, son males sistémicos, que erosionan la democracia, alejan a la ciudadanía del sistema político, generan desconfianza y una perenne percepción de injusticia en la sociedad. Al final del día, los únicos beneficiados son quienes pertenecen a un pequeño grupito, que se apropia de los recursos públicos y como siempre los perjudicados son siempre los más débiles, los más humildes, los que viven de su esfuerzo. Hoy abrimos un capítulo de esperanza en Honduras con el establecimiento de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad, la MACCIH.

Señor Presidente Juan Orlando Hernández
Señor Canciller y otros altos funcionarios,
Compañeros de la Sociedad Civil
Amigas y Amigos.

Reconociendo como antecedente que el Gobierno del Presidente Juan Orlando Hernández consciente de la necesidad de abordar la Corrupción y la impunidad de manera decidida y urgente, propuso en junio 2015, un "Sistema Integral Hondureño de Combate a la Impunidad y a la Corrupción" y abrió un Diálogo sin Condiciones con los distintos Sectores Sociales del país.

Con la firma de este acuerdo fundacional de la MACCIH, cerramos una etapa de diálogo con el gobierno de Honduras, con los actores claves de la sociedad civil hondureña, los indignados, los actores políticos y el sector privado para ahora abrir un nuevo curso de acción en el país, con el objeto de instalar un cambio cultural en las instituciones de justicia del país, guiado por la transparencia, la probidad y la rendición de cuentas.

No será tarea fácil. En esto no hay gratificación instantánea. Se trata de una iniciativa sin precedentes que tiene como objetivo abatir la corrupción y la impunidad en Honduras y producir una reforma estructural en la administración de justicia en un país que le dice basta a la corrupción.


En Honduras, la hora de los diagnósticos es historia. Es tiempo de actuar y generar ejemplos válidos para todos, de que es posible ser político y honrado, ser empresario y ser transparente en las transacciones financieras, ser funcionario público y poner el interés del Estado por encima del personal.

La Misión estará integrada por fiscales, jueces y expertos internacionales que seleccionarán, asesorarán, evaluarán y certificarán a un grupo de fiscales y jueces hondureños, quienes estarán a cargo de investigar casos relevantes y perseguir a las redes de corrupción.


La misión cuenta con un equipo de profesionales de primera línea, multinacional y multidisciplinario cuyo vocero y representante del Secretario General será el ex Primer Ministro y ex Ministro de Justicia del Perú, Juan Jiménez, quien cuenta con una amplia experiencia en trabajos anti-corrupción en el mundo en desarrollo.

Quiero decirlo con una gran satisfacción, los casos de corrupción que surjan del sistema de denuncias que certificará la OEA, los cuales la Misión seleccionará para su atención, permitirá contar con una gran herramienta para garantizar resultados concretos.

La MACCIH operará a partir de una modalidad de “colaboración activa” que permitirá ir afianzando la actividad de la justicia local sobre la base de un claro modelo de supervisión, monitoreo y certificación. Colaboración activa significa acompañar al Estado desde el diseño de estrategias eficaces basadas en estándares internacionales hasta su aplicación, supervisión y evaluación, e implica también el compromiso de la comunidad internacional en la certificación del logro y cumplimiento real de esos objetivos.

La MACCIH, operará en las siguientes áreas:
• Prevención y Combate a la Corrupción:
Esta división estará conformada por Fiscales, Jueces y expertos Internacionales, integrados en una unidad de acompañamiento, supervisión y “colaboración activa”, se encargará de la selección y conformación de un grupo de jueces, fiscales, y policías locales. También esta división trabajará para facilitar el cumplimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción y del Mecanismo de Seguimiento para su Implementación (MESICIC). Adicionalmente, se promoverá el diseño de una normativa de vanguardia en materia de combate a la corrupción en el sector privado.
• Reforma de la Justicia Penal:
La división se encargará de revisar y analizar estudios e investigaciones realizados con anterioridad a las instituciones del Sistema de Justicia Penal, con especial énfasis en las evaluaciones y resultados de las mismas.
Se establecerá además, un Observatorio del Sistema de Justicia Penal, único en su género, bajo vigilancia y rectoría de la Sociedad Civil, construido por la misma sociedad en un entorno plural e integral, independiente, descentralizado y con capacidad para efectuar informes y evaluaciones que permitan retroalimentar el trabajo de la MACCIH.
• Reforma político-electoral:
Se diseñará una normativa y su mecanismo de implementación para controlar el flujo de los capitales ilegales a las campañas políticas, pues son la semilla de los actos de corrupción que posteriormente se realizan desde el Poder.
• Seguridad pública:
La división de Seguridad Pública se encargará de trabajar con diversas instituciones hondureñas como el Ministerio Público y las Secretarías de Estado para implementar las recomendaciones identificadas en el informe de evaluación del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana.

La MACCIH es independiente política y financieramente. Agradecemos especialmente los donantes que han hecho posible esta autonomía e independencia financiera de la MACCIH, lo cual es garantía también de su independencia técnica y política.

En mi diálogo al más alto nivel con el gobierno de Honduras se me ha garantizado que la MACCIH contará con pleno acceso a información, documentos, archivos, bases de datos y registros públicos para llevar a cabo las tareas de investigación y persecución de casos que involucren redes de corrupción. Esto es indispensable para poder ir adelante.

Por otro lado, me comprometo a garantizar que la MACCIH no será una formalidad más, por el contrario yo mismo me involucraré periódicamente para asegurar que cumpla con el mandato establecido y por ello he solicitado a todos los involucrados que nos abran una cuota de confianza, ya que se trata de un emprendimiento que puede transformar el país en la dirección correcta.

Queremos trabajar con todos los hondureños para el bien del país. En esa ruta nos guiamos por la Convención Interamericana contra la Corrupción, una inspiración para generar una cultura efectiva de transparencia, rendición de cuentas y probidad republicana.

Señor Presidente, amigos y amigas de la sociedad civil hondureña e internacional, países amigos que apoyan estos objetivos, colegas de organismos internacionales y de la familia de Naciones Unidas, gracias por vuestra cooperación y apoyo.

Juntos podremos demostrar que el sueño de una Honduras con justicia para todos, con igualdad ante la ley, con transparencia y probidad es posible,

Gracias y manos a la obra!!!