#MACCIH El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos solicita URGENTE colaboración antela siguiente situación en #Honduras


Como Consultoría de Servicios Integrales de Seguridad http://siseguridad.es SISEGURIDAD from Manual d Autoprotección Integra on Vimeo.

La FIDH es una ONG Internacional que defiende todos los derechos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, tal como están enunciados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. Su acción se inscribe en el terreno jurídico y político, con el objetivo de reforzar los instrumentos internacionales de protección de los derechos humanos y velar por su aplicación.

Nuestras acciones por los defensores de los derechos humanos : https://www.fidh.org/es/defensores/




HND 004 / 0416 / OBS 035
Detención arbitraria / Liberación
Malos tratos / Discriminación
Honduras
20 de abril de 2016
El Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos, programa conjunto de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT) y de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), solicita su intervención URGENTE antela siguiente situación en Honduras.
Descripción de la situación:
El Observatorio ha recibido con seria preocupación información de fuentes fidedignas sobre los malos tratos y el arresto arbitrario del Sr. Alex Eduardo Sorto, director de la organización LGBTI Asociación Jóvenes en Movimiento (Somos CDC) (AJEM) [1], así como de los Sres. Cidar Armando Arias Mendoza y Evin Omar Ponce García, ambos integrantes de la asociación.
Según las informaciones recibidas, el 3 de abril de 2016 sobre las 20:30, cuatro policías detuvieron a los Sres. Alex Eduardo Sorto, Cidar Armando Arias Mendoza y Evin Omar Ponce García alegando un supuesto estado de ebriedad. Los oficiales habrían reclamado dinero a cambio de su libertad, a lo que los tres defensores respondieron rechazando la falsa acusación de los policías y negándose a pagar, tras lo cual fueron trasladados al escuadrón de la policía de tránsito, en la colonia Kennedy de Tegucigalpa.
Una vez allí, el Sr. Evin Omar Ponce, se identificó como un defensor de derechos humanos abiertamente homosexual tras lo cual fue esposado al Sr. Cidar Arias, momento en el que ambos comenzaron a ser golpeados e insultados por agentes de la policía. Ante las agresiones, el Sr. Sorto, quien previamente había sido ignorado al reportar que era beneficiario de medidas cautelares otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) [2], llamó al numero de emergencia para reportar el abuso. Un policía vestido de civil le interrumpió y le golpeó en el pecho haciéndole caer de modo que se golpeó la cabeza contra el suelo. Tras la llamada, otro oficial amenazó con que “antes de que venga la DPI (Dirección Policial de Investigación) ya los he desaparecido”. Acto seguido, el coche en el que viajaban fue subido a una grúa y retirado del escuadrón de forma irregular y sin ninguna explicación, mientras que los tres defensores fueron trasladados a la cuarta estación policial del barrio Belén de Comayagüela. Estos hechos fueron denunciados ante la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP).
A la llegada a la estación, el oficial Galindo presentó a los defensores al resto de reclusos con comentarios homófobos a alta voz lo que provocó reacciones similares por parte de algunas de las otras personas privadas de libertad. Permanecieron detenidos sin justificación desde las 23:00 hasta las 16:00 del día siguiente. Cabe destacar que a pesar de las repetidas preguntas por parte del Sr. Sorto, no recibieron ninguna información sobre los motivos de la detención, no se les permitió recibir ninguna visita y no recibieron comida alguna.
Estos hechos vienen a sumarse a otros sucesos recientes con integrantes de AJEM (ver antecedentes). Sin embargo, a pesar de las denuncias presentadas ante las instancias policiales y judiciales por cada uno de estos ataques, todos los hechos permanecen impunes.
Es importante constatar que este caso se inscribe en el marco de las continuas violaciones a las cuales se enfrentan los defensores de derechos humanos en Honduras. Ante esta situación preocupante, cabe recordar el asesinato, entre otros, el pasado marzo de la Sra. Berta Cáceres [3] y del Sr. Nelson García [4], miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), así como los asesinatos de varios miembros de la asociación LGBTI Arcoíris [5] desde el mes de julio de 2015.
El Observatorio condena enérgicamente la detención arbitraria y los malos tratos por parte de varios policías en contra de los Sres. Alex Eduardo Sorto, Cidar Armando Arias Mendoza y Evin Omar Ponce García y muestra su preocupación sobre el hecho de que hayan tenido lugar en respuesta a sus legítimas actividades de defensa de los derechos LGBTI en Honduras.
El Observatorio solicita a las autoridades hondureñas investigar los hechos mencionados, e implementar medidas de protección lo antes posible para poder garantizar su integridad física y psicológica y la de los demás miembros de la AJEM, así como la de todos los defensores de derechos humanos en Honduras.