El nuevo estándar ISO 37001 "Anti-bribery management systems"

La Norma ISO 37001 Anti-bribery management systems -- Requirements with guidance for use, publicada en octubre de 2016, ya cuenta con la versión en español.

La Norma UNE-ISO 37001 Sistemas de gestión antisoborno. Requisitos con orientación para su uso ahora adopta la traducción oficial al español de la ISO 37001, que ha sido recientemente aprobada por el grupo de traducción de ISO creado al efecto, buscando garantizar una misma interpretación del documento entre los diferentes países. La norma puede adquirirse en el sitio web de AENOR.

Este documento establece los requisitos para un sistema de gestión que ayude a prevenir y combatir en las organizaciones uno de los mecanismos de corrupción más habituales en el plano de los negocios: el soborno.

Los requisitos incluidos en la norma aplican a toda organización, de cualquier tamaño, sector y naturaleza. Este sistema de gestión es fácilmente integrable con otros, como calidad, puesto que la norma incluye la estructura común de las normas de ISO de sistemas de gestión; e introduce un sistema evaluable por terceros independientes.

Con su implantación, las organizaciones podrán mostrar su compromiso para luchar contra el soborno y crear una cultura de integridad y transparencia. De esta forma mejoran su reputación y aportan elementos objetivos ante los distintos estamentos públicos y privados.

La sociedad también se beneficia de esta herramienta que ayuda a luchar contra los efectos de una actividad delictiva que distorsiona la competencia, aumenta el coste de los productos y servicios e interfiere en un funcionamiento eficiente de los mercados.El nuevo estándar ISO 37001 para combatir la corrupcíón está en desarrollo y se encamina a su estadío final antes de su publicación.

Su denominación como Anti-bribery management systems revela su objetivo de ayudar a las organizaciones a implementar de forma efectiva medidas para evitar sobornos e instaurar una cultura de honestidad, transparencia e integridad. Aunque no puede evitar que sucedan hechos de corrupción sí puede proveer herramientas y sistema para reducir el riesgo y ayudar a las organizaciones a ocuparse de ello con efectividad cuando surge.

El borrador está finalizado y esta publicado desde octubre de 2016.
Publica ISO.org que el borrador del nuevo estándar se dirige a ayudar a las organizaciones a luchar contra la corrupción y que ha obtenido un 91% de votos de confianza de los miembro ISO implicados en su creación.
Entre las medidas previstas en el estándar se encuentran la adopción de una política anti soborno, la designación de una persona para supervisar el cumplimiento, la formación, la evaluación del riesgo y la debida diligencia en los proyectos y con los asociados de negocios, los controles financieros y comerciales, así como el establecimiento de procedimientos de reporte e investigación.
El ISO 37001 no es un estándard que innove respecto a lo que están haciendo las empresas con programas desarrollados anti corrupción pero sí incorpora el valor de la estandarización y homogeneización con valor universal para que las empresas hablen un mismo idioma en este sector.
Por ello, el principal valor que incorpora es ofrecer a los países que no tienen desarrollado el compliance un estándar proactivo al que adherirse y una certificación para probarlo.
Para algunos expertos del sector, esta adhesión y certificación puede ser un factor de diferenciación al competir. Y, aunque un buen programa de cumplimiento anti soborno no es la panacea frente a las acciones penales de responsabilidad para las personas jurídicas, sí es una base para conseguir atenuantes y eximentes de responsabilidad.