Sobre incidente futbolístico de un trabajador de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG)

El 29 de junio del presente año, funcionarios de la CICIG participaron de manera particular en un partido de fútbol, después de sus labores de trabajo. Lamentablemente se generó una disputa entre el equipo de los funcionarios y el otro equipo, situación que tuvo como consecuencia que integrantes de ambos equipos sufrieran lesiones.
Al tener conocimiento de estos hechos, la CICIG inició una investigación interna para establecer las responsabilidades disciplinarias en las que pudieron incurrir los funcionarios, proceso que se diligencia según los parámetros de conducta de esta Comisión.
Es del conocimiento de la CICIG que las autoridades nacionales del sistema de justicia diligencian las investigaciones correspondientes para determinar si los integrantes de ambos equipos deportivos pudieran tener alguna responsabilidad penal por estos hechos. En el trámite de estos expedientes, la CICIG no tiene participación alguna y confía en la objetividad de la investigación y resolución del proceso por parte del sistema de justicia.
La CICIG en todo su accionar siempre ha sido respetuosa de las autoridades nacionales y del debido proceso. De tal manera, nunca ha interferido ni intervendrá de ninguna forma en la investigación realizada por el Ministerio Público.
Sobre incidente futbolístico
Guatemala, agosto 31 de 2017. Ante información falsa que está circulando en redes sociales sobre un incidente en un evento deportivo, la CICIG informa a la opinión pública:
La fiscalía se informó que se conocen dos denuncias, la del joven, así como la de un trabajador de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), puesto que fue un intercambio de golpes.
La riña trascendió al ámbito público mediante mensajes privados de telefonía, que circularon desde el miércoles. Ayer por la tarde, la CICIG publicó un comunicado en el que expone que “el 29 de junio del presente año, funcionarios de la CICIG participaron de manera particular en un partido de fútbol,  después de sus labores de trabajo”.
“Lamentablemente se generó una disputa entre el equipo de los funcionarios y el otro equipo, situación que tuvo como consecuencia que integrantes de ambos equipos sufrieran lesiones”, cita la nota compartida a los medios y en las redes sociales de la Comisión.
La CICIG informó que “se inició una investigación interna para establecer las responsabilidades disciplinarias en la que pudieron incurrir los funcionarios, proceso que se diligencia según los parámetros de conducta de esta Comisión”.
El ámbito penal le corresponde al Ministerio Público (MP). La denuncia por las lesiones de Zimeri estuvieron a cargo de la Fiscalía de Delitos contra la Vida, pero por decisión de la Secretaría de Política Criminal, se trasladó a la Fiscalía Metropolitana, que conoce la delación de un funcionario de la CICIG  involucrado en la riña.
Lo que expone el agraviado
El medio digital República.gt publicó varios documentos que obran en el expediente. Uno de estos es una queja contra el comisionado Iván Velásquez que el padre de Zimeri planteó a una representante de Naciones Unidas, en la que cuestiona que la CICIG haya solicitado al establecimiento deportivo las grabaciones del momento de la riña. Esto, porque no es competencia de la CICIG y constituye la prueba reina, aunque se trate de copias, de acuerdo con la nota.
La nota identifica al funcionario de CICIG como Washinton Dos Santos Oliveira y expone que el joven lesionado, en realidad intervino para detener la riña protagonizada por su hermano y el integrante de esa Comisión.
El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) estimó cuatro meses de recuperación para el joven víctima de la golpiza.
Se recupera
El joven permanece hospitalizado fuera de Guatemala, pero antes, cuando aún estaba en el Hospital Herrera Llerandi, fue evaluado por un perito del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif). República.gt consigna el documento, en el que se lee que presentaba varias fracturas en el rostro, las que le impedían articular palabra.