“La corrupción mantiene esquemas de pobreza y desigualdad social” #cicig #guatemala

“La corrupción mantiene esquemas de pobreza y desigualdad social”
Guatemala, septiembre 26 de 2017. El Comisionado Iván Velásquez Gómez comentó el libro: La corrupción, sus caminos e impacto en la sociedad y una agenda para enfrentarla en el Triángulo Norte Centroamericano, del cual señaló la relación entre democracia y la corrupción en una sociedad.
Indicó que la democracia es un objetivo, una meta que se construye cada día. “La democracia es una forma de vida que debe permear desde las relaciones sociales hasta las familiares, personales y laborales. Ese es el punto que distingue una sociedad realmente democrática de las que simplemente votan cada cierto número de años pero cobijan en su seno relaciones autoritarias”.
Agregó que para que se consolide el sistema democrático en una sociedad es  esencial la transparencia, la participación y la auditoría social, la fortaleza del sistema de justicia y el control estricto del uso de los recursos públicos.
En relación al tema de la corrupción expresó que “los casos de corrupción son síntomas, expresiones o resultados del sistema. Son indicadores de que algo no está funcionando y de que el desafío continúa, reflejando modos de operar tramposos y oscuros que pugnan contra el proceso democrático”.
Comentó que este flagelo preocupa a las naciones y es tema de discusión a nivel global ya que está afectando el desarrollo humano de los países. “La corrupción es una forma del ejercicio del poder, que asigna premios y castigos desde intereses oscuros y perversos, configurando la forma de hacer política en los países que afecta”.
“Entre otras consecuencias nefastas, el círculo vicioso que reproduce la corrupción bajo el manto negro de la impunidad, mantiene esquemas de desigualdad, de exclusión, de pobreza y de negación del acceso a los servicios básicos públicos, esenciales para tener oportunidades de una vida digna”, aseveró.
El Comisionado afirmó que cuando se habla de corrupción necesariamente se debe de hablar de justicia que no se reduce sólo a la persecución penal sino que incluye acciones sociales y culturales.
Además destacó la fiscalización ciudadana para combatir dicho flagelo. “La atención ciudadana sobre el tema ha rendido sus frutos, demostrando que no hay intocables, que las consecuencias de los actos que atentan contra el orden social y el bienestar general sí existen, que los bienes y activos mal habidos deben ser integrados o devueltos al erario público para ser utilizados en beneficio común”.
Reiteró su compromiso de continuar colaborando con el estado y los guatemaltecos para erradicar este flagelo. “En la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala, trabajamos cada día con la clara voluntad de cumplir nuestro mandato con objetividad, poniendo al servicio del país todas nuestras capacidades técnicas, todo nuestro entusiasmo, toda nuestra decisión de luchar contra la corrupción y la impunidad sin claudicación alguna”, puntualizó.
El estudio fue elaborado por el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), con el apoyo de organizaciones internacionales, el cual analiza e identifica los caminos o ámbitos en los que la corrupción se manifiesta en el Triángulo Norte Centroamericano.