El juez Miguel Ángel Gálvez ordenó que el general Erick Fernando Melgar Padilla permanezca con arresto en la Primera Brigada de la Policía Militar Guardia de Honor #Guatemala

En el inicio de la audiencia de hoy del caso “manipulación de justicia”, el juez Miguel Ángel Gálvez ordenó que el general Erick Fernando Melgar Padilla permanezca con arresto en la Primera Brigada de la Policía Militar Guardia de Honor, mientras se establece si goza de derecho de antejuicio.

Esta medida se deriva por la petición del abogado defensor de Melgar Padilla, quien presentó al inicio de la diligencia una acción legal (obstáculo a la persecución penal), alegando el derecho de antejuicio contra su defendido. El juez otorgó un plazo de dos días para que el Ministerio Público, la CICIG y los querellantes adhesivos se pronuncien al respecto. Mientras tanto el juez Gálvez resolvió que Melgar Padilla, sindicado de obstrucción de justicia, deberá cumplir el arresto en dicho lugar mientras se establece si goza de derecho de antejuicio.

La defensa solicitó que se ampliara la medida de restricción de movilización de Melgar Padilla. El MP y la CICIG presentaron sus argumentos relacionados al riesgo de evasión de la justicia, por lo que el juez no amplió dicha medida, limitando la permanencia de Melgar Padilla en la Primera Brigada de la Policía Militar Guardia de Honor. Además el juez Gálvez solicitará un informe periódico a esa institución castrense para corroborar que Melgar Padilla permanece recluido en dicho lugar La asesoría jurídica del Organismo Judicial determinó que los jueces militares no tienen derecho de antejuicio por no pertenecer a la carrera judicial. Esta opinión consultiva fue requerida hace unos cinco meses por la Corte Suprema de Justicia, cuando inició la discusión sobre el privilegio de antejuicio de los jueces militares.